Una partida de strip-poker

Diciembre  de 1984 No exagero si digo que aquellas fueron de las peores navidades de mi vida. A pesar de que mi tío Paco brindándome su comprensión, consiguió que me sintiera menos culpable por lo que me había ocurrido. La reacción de mi familia ante lo sucedido en la feria, impendía  que me quitara   de … Sigue leyendo Una partida de strip-poker